Internet, segunda residencia

Ahora mismo voy en tren, camino al centro de Madrid, y como casi todos los pasajeros enfocados en mi teléfono con un juego, o en las redes sociales, en mi caso me escudo en que llevo varias webs y tengo que estar atento a los mensajes que nos mandáis por ellas, en conocer las tendencias para hablar de ellas, etc. Pero ese es el problema son escusas.

En un momento dado levanto la cabeza y veo un cartel publicitario de una gran compañía de comunicaciones, con el lema:

Internet, segunda residencia

Y me da por pensar ¿cuánto tiempo pasamos en Internet? Por regla general estamos casi más tiempo navegando en lnternet, que en nuestra casa, y eso no es del todo malo, lo malo es el tiempo desperdiciado en Internet, las tecnologías son adictivas y nos enganchan a dar una y otra vuelta por los mismos sitios, las mismas páginas los mismos juegos repetitivos y el tiempo sigue su curso, mientras nos mantenemos en nuestra hipnosis, lo cuál ni es malo, ni es un problema si eres consciente de ello y es tu elección, de hecho ahora mismo estoy en Internet escribiendo estas líneas, en vez de disfrutar el momento con otra cosa, pero a mi compartir esta reflexión con vosotros me ayuda a organizar mi cabeza, y si de paso os ayudo a pensar o ha abrir los ojos, será un tiempo muy bien invertido.

A menudo escucho cosas como:

Cuanto estoy descubriendo contigo, o lo que estoy aprendiendo últimamente, o ¿Cuanto hace que no te levantas un finde entero a las 12?

Y suelo responder con un silencio, un silencio debido a que son cosas ‘normales’ al menos para mí, pero son normales porque así lo he decidido, he decidido vivir, disfrutar la vida y las experiencias aprender cada día algo nuevo y disfrutar al máximo de todo lo que pueda; con esto no quiero decir que no me siente a leer un libro, ver una serie, navegue en Internet, me pierda e las redes sociales, o simplemente me quede tirado en el sofá de mi casa, por que sí, hago todo eso y otras cosas peores, pero lo hago a sabiendas del coste que tiene, y cuando de verdad quiero hacerlo, no lo hago por matar el tiempo.

Internet tiene mucho bueno que dar, tiene conocimiento que hace solo un par de décadas era impensable, tiene oportunidades de todo tipo al alcance de cualquiera que las quiera alcanzar, nos conecta con nuestros seres queridos a miles de kilómetros, y miles de ventajas más. Pero a su vez nos hace adictos a él, y nos aleja de lo que tenemos cerca y a nuestro alcance; ¿Cuantas horas has pasado en los últimos meses hablando por WhatsApp con tu pareja, o amigos, en vez de sentarte frente a un café, cerveza o refresco y hablar exactamente de lo mismo?

Con una única diferencia te pierdes todo el lenguaje no verbal y el calor humano.

¿Cuanto tiempo has pasado en Facebook, Instagram o similar? en vez de irte a hacer alguna actividad tipo senderismo, escalada, submarinismo, un paseo por la playa, o cualquier otro hobbie que puedas tener.

Solo piensa lo que te puedes estar perdiendo, y lo que puedes ganar por que Internet sea tu segunda vivienda.

Deja un comentario