Empieza bien tu día

Tácticas esotéricas que brindan energía positiva y convocan a la buena suerte.

¿Cuántas veces hemos pensado que, para reparar el día, sólo quedaba ir a dormir y comenzar de nuevo a la mañana siguiente? Esta necesidad de “barajar y dar de nuevo” se debe a una mala combinación de energías que provocan un efecto bloqueador en tus actividades cotidianas.

No te vamos a mentir:
Los días de mala fortuna suceden y están presentes en la vida de todos los seres humanos, pero puedes minimizar su aparición y prevenirse contra el surgimiento de malas corrientes energéticas, que neutralizan tus esfuerzos y te provocan una frustración creciente.

¿Cómo puede lograr esto?
Poniendo en práctica estas sencillas “fórmulas de apertura de jornada”, muy efectivas para los diversos fines que te propongas cumplir ese día.

¿En qué consisten estas recetas mágicas de inicio diario?

  • Se trata de tácticas que “abren” el día poniendo en primer plano las posibilidades beneficiosas que toda jornada reserva para las personas.
  • Aumentan la canalización de energía productiva, necesaria para obtener buenos resultados en las metas cotidianas.
  • Favorecen el bienestar y la seguridad en uno mismo, a través de una mejor predisposición para cumplir con las tareas planeadas.

Diferentes formas rituales, el mismo efecto

Estas fórmulas de apertura del día pueden adoptar distintas formas:

  • Amuletos: Objetos esotéricos de corte, que frenan y repelen las malas influencias.
  • Talismanes: Elementos de alto valor esotérico que convocan a la buena fortuna (tienen el efecto contrario a los amuletos, por eso es importante no confundirlos).
  • Aromas con efectos puntuales.
  • Movimientos rituales efectivos para sentirse mejor.
  • Elecciones con significado “psi” que favorecen la buena predisposición energética.

Para un buen inicio general.

Cuando te levantes, siéntate en la cama, estira tus brazos y piernas; después de hacer esto, baje la pierna más cercana al suelo hasta que lo toque y, luego, la otra. Manténte sentada, con los pies en el suelo y los ojos cerrados, durante 5 segundos. Levántate despacio y ve hacia alguna ventana o salida de luz y aire, antes de ir al baño para lavarse los dientes o ducharte.

El contacto con la iluminación natural, cuando aún estas adormilada te dará una “dosis” de energía que, cuando estas despierta, vestida y en la calle, será más difícil de captar.

Para tener un buen día en el trabajo

  • Si trabajas fuera de casa: Cuando salgas a la calle, camina por la acera de enfrente de tu casa (funciona como un traspaso de zona, de la hogareña a la laboral) y utiliza un bolso, cartera grande o mochila para que todos sus elementos entren allí y no los tengas que llevar en la mano; las palmas de la mano son excelentes receptoras y canalizadoras de energía: si las ocupas con carpetas, agendas o el teléfono, obstruirá ese canal tan beneficioso.
  • Si trabajas en casa: Busca una imagen bonita y colorida para colocar a la vista, cerca de tu mesa o lugar de trabajo. Enciende un incienso con aroma floral para refrescar el ambiente y coloque al lado de dicho elemento una botella destapada con agua potable. Repite este sencillo ritual todos los días antes de comenzar con el trabajo — incluso, si puedes, cambia la imagen o el dibujo elegido — y abre la ventana o alguna puerta que dé a un espacio al aire libre.

Para rendir en un examen ese mismo día.

Por la mañana, prepara todo lo que llevará. Entre sus apuntes y cuadernos, incluye un estuche pequeño donde, además de sus útiles, lleves: dos monedas doradas (símbolo de éxito), un puñadito de cáscaras de naranja o de limón (favorecen la claridad mental) y una cuchara de metal plateado (indica prosperidad, abundancia y buen futuro). La combinación de estos elementos de poder te ayudará a tener un mejor resultado en dicha prueba.

Para tener buena suerte con una cita amorosa.

No importa si el encuentro será al mediodía o a la noche:
Esta preparación debe realizarse por la mañana, cuando te despiertes.

Elabora un talismán del siguiente modo: En una pequeña cajita de madera, coloca:

  • 5 granos de maíz,
  • 10 granos de arroz (el maíz y el arroz son símbolos de prosperidad y futuro)
  • 8 lentejas (fortaleza y templanza)
  • 4 pétalos de clavel rojo (pasión y coraje) y unas gotas de su perfume favorito (que le aportan personalidad a su deseo).

Cierra bien la cajita con dos vueltas de cinta amarilla y guárdalo en tu bolso o bolsillo, sin que nadie lo vea.

Algo importante:
Hay que tener en cuenta que muchas personas trabajan en horarios nocturnos y duermen durante gran parte del día; para ellos estas fórmulas funcionan igual. Sólo tienen que tomar, por “mañana”, la hora en la que se despiertan; ese es el momento en el que inician su día.

Imagen de: http://www.backpackcameraandgo.com

Deja un comentario